Prensa Formosa
CARGANO
 
{DESTACADO_2} {DESTACADO_1} {DESTACADO_3}
{DESTACADO_4} {DESTACADO_5}
El reservorio de la enfermedad es el perro para quien resulta mortal. Pero también los humanos pueden ser afectados por la picadura de un mosquito.


Irene Benítez, del Programa del Control Nacional de Leishmaniasis del Paraguay (Senepa), cuenta que existe una disminución de casos en humanos. Según detalló, en el 2017 se registraron 34 afectados. En cambio, el año pasado la cifra se redujo a 19.

“Se trataron de casos de leishmaniasis visceral, que es la transmitida por el vector y tiene como reservorio natural al perro. Las campañas de concienciación que realizamos desde el 2016 contribuyeron a esa disminución”, afirmó la especialista.

RIESGO. La referente del control de la enfermedad explicó que el riesgo de vida se presenta mayormente en personas con comorbilidad. Dentro de este grupo, menciona a quienes padecen sida, lupus y diabetes en estados avanzados.

Al segmento antes mencionado, también se suman los que padecen desnutrición severa. Esta última causa va ligada a la pobreza extrema y condiciones de vida insalubres.

Enfatizó especialmente en el cuidado de los gallineros, que sirven como criaderos para el vector transmisor.

EXTREMOS DE LA VIDA. Las franjas etarias más afectadas son las que corresponden a los extremos de la vida: Niños muy pequeños menores de 5 años y adultos mayores de 60.

Benítez mencionó que la leishmaniasis visceral en humanos es curable y el tratamiento es gratuito una vez que sea detectada en un servicio público o privado.

PERROS. Ramón Martínez, director del Centro Antirrábico Nacional, señaló la importancia de realizar el análisis correspondiente a los canes domésticos o que son adoptados.

Dijo que una vez que el animal es picado por el mosquito, el periodo de incubación de la enfermedad lleva unas semanas. Agregó que el tiempo de manifestación de los síntomas depende de la resistencia del animal.

A diferencia de los humanos, en los canes la enfermedad no tiene cura. Por tal motivo, se procede a la eutanasia. “Mucha gente se resiste a este procedimiento. Pero representa un riesgo para todos los perros del barrio”, explicó el titular del Centro Antirrábico.


NO HAY COMENTARIOS AUN.



Notas relacionadas


info@prensaformosa.com.ar
Visita N° 6403 | Hoy:  | En línea: 5
© Copyright   |   Todos los derechos reservados - 2016

Hosting, Streaming y Desarrollo Web