Prensa Formosa
CARGANO
 
{DESTACADO_2} {DESTACADO_1} {DESTACADO_3}
{DESTACADO_4} {DESTACADO_5}
En la perspectiva semanal que elabora el Servicio Meteorológico Nacional, se previó que en Chaco y otras provincias del Litoral ocurran lluvias y tormentas entre el pasado jueves 25 y el próximo lunes 29 con mejoramientos temporarios. Así, en centro y oeste de Chaco se esperan valores de precipitación acumulada entre 100 y 150 milímetros durante todo el período, pudiendo ser superados en forma local.


El pronóstico es desalentador para la zona más afectada por las lluvias históricas de hace una semana, Sáenz Peña y Quitilipi, en el centro chaqueño, donde se concentra por estos días la mayor parte de la ayuda gubernamental. Mientras que tampoco son alentadoras las previsiones para las poblaciones ribereñas que enfrentan las crecidas de los ríos Paraná y Paraguay en las costas chaqueñas.

En ese orden, respecto de la situación hidrológica en la cuenca del Plata, el reporte semanal del SMN marca que “el caudal de los ríos Iguazú, Paraná en su tramo argentinoparaguayo, Paraguay y Uruguay muestran tendencias crecientes. El río Paraná en Brasil muestra un aporte alto sostenido, mientras que en territorio argentino se observa la propagación de una crecida”.

A la vez, en cuanto a la situación hidrométrica observada, indica que “el puerto Pilcomayo del río Paraguay y Barranqueras en el río Paraná superan el nivel de evacuación, mientras que superan el nivel de alerta en el río Paraná los puertos Paso de la Patria, Corrientes y Goya”.

RIO PARAGUAY. Según información brindada por el presidente de la Administración Provincial del Agua (APA), Francisco Zisuela, en Iguazú el río está en bajante, en Andresito también y lo mismo en Ituzaingó, que regula la represa de Yacyretá, pero continúa la creciente en Barranqueras.

Esto se debe a que en Formosa, el río Paraguay tiene una creciente considerable, lo que genera que en Barranqueras el Paraná no baje y existan zonas “desbordadas”, como Antequera y la Isla del Cerrito, y otras que “están aguantando, como Puerto Vilelas”.

La creciente del Paraguay se mantendría por unos 10 días más. Y según el Instituto Nacional del Agua (INA), para el 10 de febrero el río Paraná bajaría casi un metro en Barranqueras. “Lo que provoca la crecida del río Paraguay es que se mantengan los valores del hidrómetro de Barranqueras. El valor oscilará entre 6,50 y 6,58 m, no más de eso. Según estimaciones del INA, se continuará 10 días más en esta situación y después comenzaría a bajar. Para los primeros días de febrero ya se prevé que baje a 5 o 5,5 metros”, sostuvo el funcionario. Ayer al mediodía, Prefectura publicaba que en su página web que la altura del río Paraná en el hidrómetro de Barranqueras llegaba a los 6,53 metros, que supera el nivel de evacuación. El nivel de alerta de 6 metros llegó el pasado lunes y rápidamente alcanzó los 6,50 m anteayer a las 12. La medición de ayer a las 12 marcaba un nivel estacionario de 6,53 metros.

“Dejó de llover en la cuenca alta y no hay más aporte por la cuencas del Iguazú. Yacyretá cerró compuertas, eroga ahora 21.000 metros cúbicos de agua por segundo, cuando erogaba 27.000. Esa leve crecida se debe al aporte que está haciendo el río Paraguay, que aporta 5.000 metros cúbicos por segundo”, explicó Zisuela.

“La marca en el hidrómetro de Barranqueras bajará una vez que baje el río Paraguay, es decir, cuando descienda a 20.000 metros cúbicos por segundo”, agregó.


NO HAY COMENTARIOS AUN.



Notas relacionadas


info@prensaformosa.com.ar
Visita N° 4914 | Hoy: 5 | En línea: 1
© Copyright   |   Todos los derechos reservados - 2016

Hosting, Streaming y Desarrollo Web