Prensa Formosa
CARGANO
 
{DESTACADO_2} {DESTACADO_1} {DESTACADO_3}
{DESTACADO_4} {DESTACADO_5}
El gobierno brasileño elevó a 164 las muertes causadas por el brote de fiebre amarilla que hay en el país y a 564 los casos confirmados, desde julio del año pasado.


En su boletín semanal, el Ministerio de Salud aseguró que se registraron 1.773 casos sospechosos de fiebre amarilla durante ese periodo, de los cuales, 685 fueron descartados, 422 están bajo investigación y 545 finalmente se confirmaron, la mayoría en la región sureste del país.

El estado de Minas Gerais es el que tiene más casos y muertes (264 y 77 respectivamente), seguido de de Sao Paulo, con 208 ocurrencias y 57 muertes, y Río de Janeiro (72 casos y 29 fallecimientos). Los tres son los tres estados más poblados de Brasil.

Las cifras desde el 1 de julio de 2017 son muy parecidas a las del período entre el 1 de julio de 2016 y el 16 de febrero de 2017, fueron confirmados 557 casos y 178 muertes.

La región sureste de Brasil vive un brote de fiebre amarilla que ha puesto en alerta las autoridades sanitarias, que lanzaron una campaña masiva de vacuncación para evitar más contagiosos.

La campaña, que pretende vacunar a cerca de 20 millones de personas, cuenta con el apoyo de la Organización Panamericana de la Salud (OPS) y la Organización Mundial de la Salud (OMS), está destinada a aplicar la vacuna fraccionada, que es igual de efectiva que la estándar, pero no garantiza la inmunización de por vida, solo por unos años.

Por el momento, todos los casos de fiebre amarilla registrados en Brasil son del tipo silvestre, transmitida por mosquitos de las especies Haemagogus y Sabethes, presentes en zonas boscosas.
La última vez que hubo un caso de fiebre amarilla de tipo urbano fue en 1942.


NO HAY COMENTARIOS AUN.



Notas relacionadas


info@prensaformosa.com.ar
Visita N° 4540 | Hoy: 3 | En línea: 2
© Copyright   |   Todos los derechos reservados - 2016

Hosting, Streaming y Desarrollo Web