Prensa Formosa
CARGANO
 
{DESTACADO_2} {DESTACADO_1} {DESTACADO_3}
{DESTACADO_4} {DESTACADO_5}
La vacunación en tiempo y forma ayuda a prevenir contagios, secuelas e, incluso, la muerte. Nuestro país cuenta con un calendario ejemplar y de excelencia, gratuito y obligatorio.


Hacía 18 años que en nuestro país no había un solo caso autóctono de sarampión, hasta que hace unos días se registró el primero: una beba de 8 meses de Buenos Aires.

Este hecho centró el foco sobre la importancia de las vacunas que, como señalan los especialistas, es la herramienta más útil para prevenir complicaciones e, incluso, la muerte.

“La vacunación previene afecciones que pueden ser mortales, como la meningitis bacteriana o el sarampión. Muchos creen que es mejor que el niño se enferme de tal o cual enfermedad para que genere anticuerpos. Eso es falso. Nunca será mejor que un niño se enferme de meningitis, que puede generarle secuelas irreversibles o la muerte antes que vacunarse”, señaló Adriana Cure, titular del Programa de Inmunizaciones, del Ministerio de Salud Pública de Salta.

“Muchos no quieren vacunarse porque dicen que luego se enferman igual. Es importante aclarar que principalmente las vacunas disminuyen las probabilidades de enfermarse o bien aligeran las complicaciones que se generan. Este mito está muy relacionado con la vacuna antigripal. A veces se confunde la gripe con los resfríos o la bronquiolitis, para la cual no hay vacuna aún”.

AFECCIONES QUE RETORNARON. La médica manifestó ver con gran preocupación el brote de sarampión que ocurrió en Venezuela, cuyo sistema de salud se debilitó a raíz de la crisis social y económica que atraviesa el país caribeño.

Recordó también que las campañas de vacunación contra esta enfermedad fueron tan exitosas que en 2016 la Organización Mundial de la Salud había declarado a América zona libre de sarampión. Hasta ahora.

“En Venezuela ya hay fallecidos por esta enfermedad. Por la crisis, se dejó de vacunar. Hay enfermedades que dejaron de verse gracias a las vacunas. Eso pasó en nuestro país con la rubéola, la viruela y la hepatitis A. Esta última era la causa más frecuente de trasplante de hígado, intervención cuyas cifras disminuyeron en los últimos años en nuestro país gracias a la vacunación”.

No obstante, en los últimos años se produjo el surgimiento de grupos antivacunas en lugares como Italia, Francia y Alemania, lo que también abonó el terreno para enfermedades que habían sido erradicadas en tales naciones.

En nuestro país la cantidad de personas que integran estos movimientos no son demasiadas, al igual que ocurre en Salta, según información de la Sociedad Argentina de Vacunología. Dato que ratificó Cure: “Hay un mayor aumento de la incidencia de estos grupos antivacunación en el mundo, pero no son numerosos en Salta. La falta de vacunación en el salteño se relaciona más con la ausencia de conocimiento o información que por una cuestión ideológica”.

Entre los que se posicionan dentro de estos movimientos se destacan la medicina ayurveda y la homeopatía. No obstante, en 2015 representantes de instituciones académicas de ambas líneas, convocados por el Ministerio de Salud de la Nación, firmaron una declaración conjunta en la que expresaron su apoyo a la política nacional de inmunizaciones, al considerar la vacunación una “estrategia válida para sostener los logros conseguidos y avanzar hacia la eliminación de enfermedades transmisibles”.

NUESTRO PAÍS, UN EJEMPLO. Es esencial destacar que Argentina cuenta con un calendario de excelencia, obligatorio y gratuito, dos características fundamentales para lograr altas tasas de cobertura en la población. “Nuestro país tiene un calendario de lujo, son muy pocos los que poseen uno tan completo como el nuestro. Al estar en el calendario, la vacuna es gratuita”, afirmó Cure.


NO HAY COMENTARIOS AUN.



Notas relacionadas


info@prensaformosa.com.ar
Visita N° 1498 | Hoy:  | En línea: 24
© Copyright   |   Todos los derechos reservados - 2016

Hosting, Streaming y Desarrollo Web