Prensa Formosa
CARGANO
 
{DESTACADO_2} {DESTACADO_1} {DESTACADO_3}
{DESTACADO_4} {DESTACADO_5}
El mosquito Aedes aegypti no solo es portador del dengue, sino también de la fiebre amarilla y de otras enfermedades menos conocidas como chikunguña, la fiebre de Zika y el Virus Mayaro.


Estos mosquitos están adaptados al medio urbano y se benefician con la disminución de las áreas verdes que afecta el desarrollo de las otras especies de mosquitos, disminuyendo la competencia para el aedes. Los turistas que han viajado a zonas endémicas quizás no desarrollen la enfermedad, si es que fueron debidamente vacunados, pero seguramente regresarán a sus sitios de residencia con huevos del mosquito muy resistentes pegados a sus pertenencias, y luego de un breve tiempo de incubación los nuevos mosquitos serán capaces de diseminar su carga viral a los insectos vecinos. El momento para esta diseminación es ahora, cuando todavía las temperaturas son altas y la humedad elevada.

Pero tampoco debemos descuidarnos cuando llegue el frío, y a la población actual de mosquitos se sumen huevos y larvas, que según investigaciones de la UBA son año a año más resistentes al frío, y actualmente un 30% pueden transformarse en mosquitos adultos sin esperar a que llegue la primavera, eclosionando a partir del mes de junio, y generando mayor cantidad de mosquitos transmisores por más tiempo, lo que fácilmente puede llevarnos a una endemia, con obvias repercusiones para la salud y para el turismo en la provincia. Esta situación no es actual y se viene incrementando desde hace ya dos décadas, justamente, y no es coincidencia, desde el llenado del embalse de Yacyretá, situación que anticipábamos en 1998 en este mismo diario.

LA LUCHA ES SIN TREGUAS. La fumigación preventiva en invierno ha demostrado su inutilidad, salvo en los barrios en los que se constate la presencia de personas infectadas. Pero tampoco basta con cambiar diariamente el agua en los recipientes domiciliarios. Es necesaria la eliminación de los criaderos, y esto significa mantener limpios y desinfectados los recipientes de agua donde suelen adherirse los huevos, y los sitios donde el agua de lluvia suele acumularse: no olvidar limpiar rejillas y caños de desagüe, que suelen ser los lugares preferidos por los mosquitos para depositar sus huevos por la ausencia de sol y la permanente humedad. Pero mientras los municipios no encaren una solución efectiva para los arroyos urbanos a cielo abierto, todo lo que se haga en este sentido caerá en saco roto.

EL VERANO NO SE VA. El potente y lluvioso frente otoñal que afectó al centro del país y al Sur del Litoral concluyó su recorrido en el Norte correntino mientras la depresión tormentosa que lo acompañaba ya se encuentra en el Sur de Brasil camino al Atlántico. La alta presión que nos acompañó la semana pasada, bloqueó el avance del frente sobre Misiones, e incluso el frío viento pampero que lo impulsó solo nos llegó en débiles brisas que se tradujeron en mañanas algo frescas de 18 y 19º de mínima que se repetirán hoy y mañana para luego dar paso nuevamente a los vientos tropicales. Las precipitaciones solo alcanzaron el NOA y porciones del chaco argentino y paraguayo. Poco y nada de lluvias en Misiones y seguimos esperando los primeros fríos que prometen demorarse hasta el último mes del otoño (a partir de fines de mayo).

LLUVIAS RECIÉN EL FINDE. Desde mañana y por un período de siete días tendremos un monólogo del viento Norte, débil a moderado, que ubicará las temperaturas mínimas en 20º y las máximas entre 30 y 32º con días soleados y un leve descenso de la humedad, hasta el próximo viernes, cuando la disolución del frente en el Brasil liberará una depresión que se desplazará con el viento Norte a Misiones con lluvias en su mayoría para la zona Sur misionera (20 a 40 mm) y solo 10 a 25 mm. para el resto de la provincia, que se precipitarán nuevamente entre el viernes y el sábado con una rápida mejora para el próximo domingo. Pocas lluvias, bastarán para recuperar la humedad del suelo sin excesos que pongan en riesgo, ni retrasen, la siembra de invierno. Pero será una depresión cálida y el viento Norte continuará, más leve, por una semana más (hasta fines de abril) con humedad más elevada y abundante nubosidad. El calor intenso ya no volverá a Misiones y las temperaturas de 34º y más se refugiarán, a partir de esta semana, en el Norte argentino, Formosa y el oeste del Chaco.


NO HAY COMENTARIOS AUN.



Notas relacionadas


info@prensaformosa.com.ar
Visita N° 3150 | Hoy: 4 | En línea: 1
© Copyright   |   Todos los derechos reservados - 2016

Hosting, Streaming y Desarrollo Web