Prensa Formosa
CARGANO
 
{DESTACADO_2} {DESTACADO_1} {DESTACADO_3}
{DESTACADO_4} {DESTACADO_5}
La mujer de 37 años comenzó con su adicción después de tener a su tercer hijo, por lo que cayó en depresión: “Me volví ermitaña, me quedaba en casa porque me daba vergüenza que sólo pudiera pensar en eso”.


Todo tipo de adicciones genera graves problemas de salud en el damnificado y la adicción sexual o el sexo compulsivo también tiene sus consecuencias negativas. En ese contexto, la BBC recogió un testimonio de una chica que sufrió de ello.

Se trata de Rebecca Barker, una mujer británica de 37 años, que comenzó con su depresión después de que nació su tercer hijo y le pedía a su pareja tener relaciones constantemente: “Era literalmente lo primero en lo que pensaba al levantarme. No podía sacármelo de la cabeza, el cuerpo entero me lo pedía”.

Además, también confesó que “en el peor momento, incluso tener sexo cinco veces al día no era suficiente”. Ella relató su peor momento: “Me volví ermitaña, me quedaba en casa porque me daba vergüenza que sólo pudiera pensar en eso. Incluso aunque nadie pudiera leerme la mente, me sentía muy incómoda al estar rodeada de gente”.

Barker se separó de su pareja y tuvo que mudarse a Francia para su rehabilitación: “adopté muchos cambios en mi estilo de vida para tratar de superar la depresión y la adicción, y para mí eso funcionó”.


NO HAY COMENTARIOS AUN.



Notas relacionadas


info@prensaformosa.com.ar
Visita N° 4540 | Hoy: 3 | En línea: 2
© Copyright   |   Todos los derechos reservados - 2016

Hosting, Streaming y Desarrollo Web