Prensa Formosa
CARGANO
 
{DESTACADO_2} {DESTACADO_1} {DESTACADO_3}
{DESTACADO_4} {DESTACADO_5}
Los lunares son crecimientos que se dan de forma natural en la piel, pero, en ocasiones, el exceso de aparición de las células puede convertirse en una alerta de cáncer de piel. Se recomienda una serie de observaciones que pueden ayudar a determinar su peligrosidad.


Los profesionales apuntan a que una forma de detectar si un lunar puede poner en riesgo la salud es su asimetría, es decir, la falta de formas definidas y presentación de bordes irregulares.

Desde el Instituto de Previsión Social (IPS) señalaron que estas características son posibles indicios de un melanoma, por lo que recomiendan un chequeo médico inmediato.

Otro aspecto a tener en cuenta es el momento de aparición. Los lunares que aparecen de sorpresa y presentan un crecimiento notorio con el tiempo deben ser revisados lo antes posible.

Además, según los expertos, hay que corroborar si un lunar tiene tonos homogéneos. En caso de que así sea, hay posibilidades de que no sea cancerígeno; en cambio, cuando existen varios tonos es importante tratar el caso.

Junto a esto, otros puntos a tomar en consideración son las inflamaciones, la picadura, el sangrado o la presencia de dolencias en la zona.

Los especialistas recomiendan una particular atención en caso de padecer alguna de estas situaciones y acudir a un profesional para que realice la evaluación médica correspondiente.


NO HAY COMENTARIOS AUN.



Notas relacionadas


info@prensaformosa.com.ar
Visita N° 3565 | Hoy:  | En línea: 2
© Copyright   |   Todos los derechos reservados - 2016

Hosting, Streaming y Desarrollo Web