Prensa Formosa
CARGANO
 
{DESTACADO_2} {DESTACADO_1} {DESTACADO_3}
{DESTACADO_4} {DESTACADO_5}
Un total de 972 casos confirmados de chikungunya se registran en Pedro Juan Caballero, Departamento de Amambay, de los cuales 53 están confirmados por laboratorios y 919 por nexo epidemiológico, según datos del boletín epidemiológico de la Dirección de Vigilancia de la Salud, del Ministerio de Salud Pública (MSP).


Las cifras son elevadas debido al brote de la enfermedad que se registró en abril en la ciudad fronteriza con Brasil.

Un total de 1.001 casos confirmados se registran a nivel nacional por el virus, de los cuales 56 están confirmados por laboratorio y 945 son probables. A parte de Pedro Juan Caballero, que lidera la lista, hay casos positivos en Itá con 1 caso, seguido de 1 en Villa Elisa y 1 en Guairá. Los probables corresponden a Paraguarí con 12, Central con 9, Asunción con 4 y Caazapá con 1 caso.

La titular de Vigilancia de la Salud, Águeda Cabello, estima que hay más casos en la zona de Amambay que no pudieron ser registrados debido a que las personas no consultaron o fueron a buscar asistencia en los hospitales de Brasil.

Tras la activación de estrategias de prevención y control en los 12 barrios afectados en Pedro Juan Caballero se logró detectar más casos de la enfermedad, que causan dolores articulares.

GÉNESIS. En el mes de abril se registró el brote activo de chikungunya en la localidad de Pedro Juan Caballero.

Los primeros días de mayo la cifra era de solo 12 casos confirmados en la zona fronteriza, pero la cifra trepó y ahora suman casi 1.000 afectados por la enfermedad que también es conocida como el virus que encorva.

El aumento de enfermos es porque aún hay una población susceptible al chikungunya teniendo en cuenta que la enfermedad ingresó en el 2015 y solo afectó en las localidades de Central, Asunción y Paraguarí. El virus también crea inmunidad, es decir, solo se puede padecer una vez.

La enfermedad se caracteriza por dolores articulares, principalmente, seguido de distintos grados de discapacidad como rigidez en las manos, dificultad para caminar, dolores en tobillos.

Debido a que la enfermedad se caracteriza por dolores articulares y no por fiebre, las personas generalmente no acuden hasta los hospitales a consultar.

En ese sentido, Águeda Cabello insta a las personas que presenten los síntomas acudan al puesto de salud más cercano para recibir terapia y prevenir los dolores articulares que pueden durar de meses hasta dos años. Esta enfermedad es transmitida por la picadura del Aedes aegypti.


NO HAY COMENTARIOS AUN.



Notas relacionadas


info@prensaformosa.com.ar
Visita N° 3150 | Hoy: 4 | En línea: 1
© Copyright   |   Todos los derechos reservados - 2016

Hosting, Streaming y Desarrollo Web