Prensa Formosa
CARGANO
 
{DESTACADO_2} {DESTACADO_1} {DESTACADO_3}
{DESTACADO_4} {DESTACADO_5}
Referentes de las Iglesias Católica y Evangélica, ONGs, familias y jóvenes se reunieron en defensa de la vida. Expresiones artísticas, argumentos científicos y legales se sumaron a la experiencia de mujeres que abortaron y ayer, arrepentidas, pidieron no hacerlo.


Cientos de personas se reunieron en el barrio Eva Perón bajo la consigna “Salvemos las dos vidas”, en contra del proyecto de ley de despenalización del aborto. Convocados por la ONG Luz, Vida y Acción, asistieron el obispo, José Vicente Conejero, sacerdotes, agentes de pastoral y representantes de las iglesias evangélicas. De hecho, el evento estuvo conducido por un sacerdote y un pastor.

Junto al obispo se encontraban presentes el diputado nacional Martín Hernández, el diputado provincial Adrián Bogado y la concejal Gabriela Neme.

La defensa de la vida se dio con argumentos legales, científicos y religiosos, pero también se escucharon fuertes testimonios de vida, como el de una mujer que abortó dos hijos y ayer compartió con la comunidad su dolor por haberlo hecho, y el de Javier Walter, el hombre nacido en Ingeniero Juárez al que salvaron tras el mandato de los padres de su madre de interrumpir el embarazo.

“Reconocemos que Dios es el origen, la razón y el fundamento de toda vida, sobre todo de la vida humana, porque quiso hacernos a su imagen y semejanza. Por eso nosotros creemos, respetamos y defendemos la vida desde el primer momento de la concepción hasta su término natural”, dijo monseñor Conejero en su mensaje.

Agregó: “Más aun, abrigamos la esperanza de la Vida Eterna para participar con Dios alabándolo y glorificándolo para siempre. Por eso, los creyentes y los hombres y mujeres de buena voluntad apostamos por toda vida, venga como venga. No tenemos miedo de afrontarla y recibirla, porque el mismo Dios, rico en misericordia, nos da los medios y la manera de cuidarla, protegerla hasta que alcance su plenitud”.

En otro tramo de su mensaje, señaló que “hombres y mujeres de buena voluntad siempre han defendido la vida y se han opuesto a la muerte, sobre todo la de los inocentes, los más indefensos, como es el niño dentro del vientre de su madre”.

Finalmente, el obispo compartió “un sueño” con los presentes: que Argentina dé el ejemplo ante el mundo en defensa de la vida, rechazando la despenalización del aborto, en un contexto en el que muchos países ya la han aprobado y otros se encuentran en pleno debate.

En medio de los testimonios, se escuchó un rap que aconseja a una madre que aun en medio de la desesperación, permita que el bebé que se forma en su vientre pueda nacer. También dos jóvenes cantaron una canción sobre la vida. Antes, dos payasos jugaron con los presentes.

Concluido el evento principal, en caravana se dirigieron por la avenida Ribereña hasta la plaza San Martín, alrededor de la cual dieron dos vueltas en honor a las dos vidas, la de la madre y el bebé, que se quiere defender.

Fuente: Diario La Mañana


NO HAY COMENTARIOS AUN.



Notas relacionadas


info@prensaformosa.com.ar
Visita N° 3150 | Hoy: 4 | En línea: 1
© Copyright   |   Todos los derechos reservados - 2016

Hosting, Streaming y Desarrollo Web