Prensa Formosa
CARGANO
 
{DESTACADO_2} {DESTACADO_1} {DESTACADO_3}
{DESTACADO_4} {DESTACADO_5}
Las puntuaciones del Coeficiente Intelectual (CI) de los jóvenes han comenzado a deteriorarse después de subir constantemente desde la Segunda Guerra Mundial, según un estudio reciente.


Se cree que la caída, que equivale a unos siete puntos por generación, comenzó con los nacidos en 1975, según el primer estudio autorizado del fenómeno.

La caída en las puntuaciones marca el final de una tendencia -conocida como el efecto Flynn- que ha visto aumentar los coeficientes intelectuales medios durante los últimos 60 a 70 años en aproximadamente tres puntos por década.

Los científicos han descrito los resultados como "impresionantes" pero "bastante preocupantes", según el Times.

El declive se debe a una diferencia técnica en la forma en que se enseña lengua y matemática en las escuelas, han sugerido los científicos.

Sin embargo, también podría deberse a que la gente pasa más tiempo con dispositivos tecnológicos en lugar de leer libros.

Stuart Ritchie, un psicólogo de la Universidad de Edimburgo que no participó en la investigación, dijo al periódico: “Se trata de la prueba más convincente hasta la fecha de una inversión del Efecto Flynn”.

“Si asumes que su modelo es correcto, los resultados son impresionantes y bastante preocupantes”.

Sin embargo, las puntuaciones de CI podrían haber comenzado a caer desde el cambio de milenio, según estudios anteriores.

Dos estudios británicos sugirieron que la caída era de entre 2,5 y 4,3 puntos cada diez años.

Pero debido a la limitada investigación, sus resultados no fueron ampliamente aceptados.

En el último estudio, Ole Rogeburg y Bernt Bratsberg, del Centro de Investigación Económica Ragnar Frisch de Oslo, descubrieron que los coeficientes intelectuales de los hombres noruegos son inferiores a las puntuaciones de sus padres cuando tenían la misma edad.

La pareja analizó las puntuaciones de una prueba de coeficiente intelectual estándar de más de 730.000 hombres, que se presentaron al servicio nacional entre 1970 y 2009.

La investigación ha sido publicada en el Proceedings of the National Academy of Sciences of the United States of America Journal (PNAS).

Los hallazgos llegan después de que los científicos revelaran en diciembre de 2017 que comer pescado con regularidad mejora la inteligencia de los niños y les ayuda a dormir mejor.

Encontraron que los niños de nueve a once años que lo comen al menos una vez a la semana obtuvieron casi 5 puntos más en las pruebas de coeficiente intelectual que los que "rara vez" lo hacen.


NO HAY COMENTARIOS AUN.



Notas relacionadas


info@prensaformosa.com.ar
Visita N° 4534 | Hoy: 1 | En línea: 18
© Copyright   |   Todos los derechos reservados - 2016

Hosting, Streaming y Desarrollo Web