Prensa Formosa
CARGANO
 
{DESTACADO_2} {DESTACADO_1} {DESTACADO_3}
{DESTACADO_4} {DESTACADO_5}
Especialistas alertan por casos de hipertensión y diabetes. Es fuerte el impacto de los hábitos no saludables. Refirieron también a que la crisis económica afecta la adhesión a los tratamientos.


Infartos, accidentes cardiovasculares (ACV) y muertes súbitas en pacientes de 40 años encienden la alerta en los equipos de salud. La incidencia de la hipertensión en adolescentes alcanza el 10% en el país.

Especialistas insisten en la importancia de implementar hábitos saludables en lo cotidiano y de realizar la consulta médica en caso de contar con antecedentes familiares o un síntoma emergente.

“El incremento del diagnóstico de hipertensión se relaciona directamente con el aumento de la prevalencia del sobrepeso y la obesidad”, enfatizó la médica cardióloga Sonia Costantini, de Roca.

Uno de los inconvenientes de la presión alta es que suele presentarse de manera silenciosa, y expresarse en síntomas en la adultez. “Tiene una relación directa con enfermedades cardiovasculares, propensa al infarto y ACV en edad adulta”.

“Afecta a hombres y mujeres por igual”, indicó Costantini, quien remarcó que los riesgos de la hipertensión son los mismos en la niñez que en la adultez.

“Los prehipertensos, son más leves y no se medican, sino que se enfocan en el cambio de hábitos: dejar de fumar y consumir drogas, ir al nutricionista y realizar actividad física”.

QUÉ PASA EN LA ADOLESCENCIA. En el caso de los niños y adolescentes se refirió a que “su incidencia tiene una relación paralela con la prevalencia del aumento de la obesidad y sobrepeso”. Los casos son más recurrentes durante el secundario.

“La patología se detecta en controles pediátricos por soplos, hipertensión sostenida, alteraciones en análisis de laboratorio, cefalea”, explicó.

“Si la madre y el padre tienen hipertensión es un antecedente muy fuerte”, enfatizó la médica. “Cuando nacen los bebes en forma prematura tienen además más incidencia durante la edad adulta de desarrollar la diabetes, la patología renal y la hipertensión”, amplió.

Para llegar al diagnóstico se realiza un monitoreo ambulatorio de presión arterial (MAPA) durante un día escolar, ya que se valora la exposición del paciente a distintas situaciones para evaluar el impacto en su presión.

Más allá de padecer la hipertensión o no, insistió en que para gozar de buena salud “no se debe tener en cuenta sólo cuantas horas están en la pantalla, sino también cuantas horas realizan educación física y sus hábitos alimenticios”.

“Es importante que se cuiden los demás factores de riesgo, como el sedentarismo, el consumo de tabaco y drogas en el cual se hace hincapié e la cocaína como factor importante”.


NO HAY COMENTARIOS AUN.



Notas relacionadas


info@prensaformosa.com.ar
Visita N° 5167 | Hoy: 1 | En línea: 2
© Copyright   |   Todos los derechos reservados - 2016

Hosting, Streaming y Desarrollo Web