Prensa Formosa
CARGANO
 
{DESTACADO_2} {DESTACADO_1} {DESTACADO_3}
{DESTACADO_4} {DESTACADO_5}
El presidente Mauricio Macri amplió el accionar de las Fuerzas Armadas y las sumó al control de zonas estratégicas y a tareas de colaboración logística en operativos de seguridad interior.


“Es importante que puedan colaborar con la seguridad interior, principalmente brindando apoyo logístico en las zonas de frontera. Así como también en la intervención frente a la protección de eventos de carácter estratégico”, planteó el jefe del Estado desde las instalaciones militares de Campo de Mayo.

Macri puso en marcha el plan que sus equipos técnicos comenzaron a diseñar hace más de dos meses con el objetivo de modificar el rol de las Fuerzas Armadas, delimitado desde 2006 por el decreto 727 que había firmado el expresidente Néstor Kirchner para reglamentar la Ley de Defensa.

El Presidente se mostró junto con el ministro de Defensa, Oscar Aguad, y los jefes militares para anunciar el nuevo rumbo que se fijó para el Ejército, la Fuerza Aérea y la Armada.

Según Macri, a partir de ahora tendrán también como misión “la custodia y la protección de los objetivos estratégicos”.

Para justificar la resolución, el Presidente señaló que “los argentinos vivimos en una zona de paz, pero somos parte de un mundo complejo en el que las amenazas, los riesgos y los desafíos que afectan a los estados requieren una coordinación eficiente”.

“Seguimos conservando un despliegue territorial para amenazas antiguas”, amplió Macri, y remarcó que el país requiere que sus FF.AA. sean capaces de enfrentar los desafíos del siglo 21, porque ahora existe un sistema de defensa desactualizado, producto de años de desinversión y de la ausencia de una política de largo plazo.

Según adelantaron fuentes oficiales a La Voz, el plan inicialmente contempla el envío de tropas a las fronteras y a puntos estratégicos, entre los que se mencionan las centrales nucleares. Y el primer paso será inmediato porque la orden es que el 1° de agosto se trasladen tropas a las provincias del norte.

Serán alrededor de 500 uniformados, en su mayoría pertenecientes al Ejército, los que se enviarán para blindar los puntos más calientes de la frontera norte.

El ministro Aguad consideró que se trata de una “reconversión del aparato militar” para la defensa nacional, que “hoy enfrenta nuevos desafíos, amenazas y formas de agresión” que “son diferentes a las conocidas”.


NO HAY COMENTARIOS AUN.



Notas relacionadas


info@prensaformosa.com.ar
Visita N° 4914 | Hoy: 5 | En línea: 1
© Copyright   |   Todos los derechos reservados - 2016

Hosting, Streaming y Desarrollo Web