Prensa Formosa
CARGANO
 
{DESTACADO_2} {DESTACADO_1} {DESTACADO_3}
{DESTACADO_4} {DESTACADO_5}
La niña de 13 años que fue víctima de abuso sexual en la Armada Paraguaya estuvo desaparecida alrededor de 24 horas. Las autoridades investigan si todo ese tiempo estuvo dentro de la unidad militar.


Desde que el tema salió a la luz conmocionando a la sociedad, pocos fueron los detalles referentes al caso de violación en la Armada Paraguaya de una niña de 13 años. El Ministerio Público maneja con cautela el hecho que tiene como víctima a una menor y que involucra, hasta el momento, a 13 militares.

Un nuevo elemento en la investigación detalla que la víctima desapareció de su vivienda el pasado lunes 6 de agosto y apareció después del mediodía del martes 7, cumpliendo alrededor de 24 horas desaparecida. De acuerdo con fuentes del Ministerio Público, ante la desaparición de la niña, sus padres realizaron la denuncia directamente ante la Fiscalía.

Ahora se investiga si durante todo ese tiempo la niña estuvo dentro de la Armada Paraguaya o si los militares la llevaron a otro lugar en horas de la noche.

En principio se involucró a 25 uniformados con el caso, pero por el momento solo 13 de ellos fueron imputados y se encuentran con prisión preventiva en Viñas Cué. La investigación en su contra se da por abuso sexual de niños, coacción sexual y pornografía infantil, ya que incluso habrían filmado el hecho.

El caso fue denunciado por la madre de la menor, quien responsabilizó a varios militares de la Marina del abuso del que fue víctima su hija. Según datos de la investigación, la niña le reveló a su mamá que ingresó a la Armada Paraguaya para encontrarse con uno de los uniformados.

La denuncia por abuso sexual no fue realizada el mismo día en que apareció, porque la menor no relató inmediatamente a sus familiares lo ocurrido, sino varios días después.

Las investigaciones de la Fiscalía apuntan que la menor habría sido engañada y manipulada a través de mensajes de texto para que ingrese hasta el interior del Arsenal de la Marina, donde fue abusada por varios uniformados.

Si bien identificó a 14 de ellos durante el reconocimiento del personal, hasta el momento solo 13 son investigados y no se descarta que otros uniformados estén implicados.

CAMBIO DE CARATULA. Inicialmente, el 6 de agosto pasado, la fiscala del caso, Alejandra Savognan, caratuló la causa como desaparición. Tras el regreso de la niña a su hogar y el relato del crimen del que fue víctima, la agente fiscal procedió a cambiar la causa: por abuso sexual, coacción sexual y pornografía infantil.

Durante la investigación fueron incautados aparatos telefónicos de unas 80 personas para analizar el cruce de datos, además, se analizan las imágenes de circuito cerrado del lugar.

Varios de los mensajes que se pudieron leer en los celulares comprometen a los militares. A través de los análisis de los datos se pudo comprobar que, luego del abuso, varios de los uniformados le enviaron mensajes a la niña para decirle que no cuente lo sucedido.

La investigación continúa para determinar la manera en la que la menor fue manipulada para ingresar a la institución. Esto se conocerá a medida que los investigadores lean los mensajes intercambiados entre la víctima y los autores.

NO FUE DROGADA. Los médicos le realizaron varios estudios a la menor, que corroboraron que no consumió ningún tipo de droga, ya que no se encontraron restos de algún tipo de estupefaciente tras los análisis.

La joven está siendo asistida psicológicamente y, a medida que avanza en su tratamiento, va relatando los detalles de lo ocurrido en el barrio Sajonia de Asunción.

"Hemos detectado un estado de vulneración muy alto en ella", dijo al respecto la psicóloga Karina Pérez, del Centro de Atención a Víctimas del Ministerio Público.


NO HAY COMENTARIOS AUN.



Notas relacionadas


info@prensaformosa.com.ar
Visita N° 5174 | Hoy: 1 | En línea: 1
© Copyright   |   Todos los derechos reservados - 2016

Hosting, Streaming y Desarrollo Web