Prensa Formosa
CARGANO
 
{DESTACADO_2} {DESTACADO_1} {DESTACADO_3}
{DESTACADO_4} {DESTACADO_5}
El paciente adquirió una bacteria que le provocó una riesgosa inflamación de los ganglios en su cuello.


Un hombre contrajo una peligrosa infección que le provocó una notoria y dolorosa inflamación de sus nódulos linfáticos en su cuello y rostro. Lo extraño de este caso es que el hombre adquirió la bacteria través de su gato, quien había muerto hace dos meses.

Tras una serie de exámenes, se determinó que el hombre padecía de "tularemia", una enfermedad común en los mamíferos y que se transmite por una bacteria llamada Francisella tularensis.

De acuerdo a un artículo publicado por la revista The New England Journal of Medicine, el hombre se contagió con su mascota, la que hace había muerto hacía dos meses producto de una presunta "leucemia felina".

"Los gatos domésticos pueden infectarse a través del consumo de presas infectadas y pueden transmitir la bacteria a los humanos", afirma el artículo.

Durante el período de enfermedad de la gato, el sujeto estuvo en contacto con el animal e incluso le administró sus medicamentos. En este proceso se habría producido el contagio.

Tras sufrir la peligrosa inflamación, el paciente fue sometido a un tratamiento de un mes y en tres semanas las enormes protuberancias rojas de su rostro desaparecieron.


NO HAY COMENTARIOS AUN.



Notas relacionadas


info@prensaformosa.com.ar
Visita N° 5782 | Hoy: 4 | En línea: 1
© Copyright   |   Todos los derechos reservados - 2016

Hosting, Streaming y Desarrollo Web