El ácido fólico ayuda a prevenir lesiones cardíacas

Para la investigación, cuyos resultados se publicarán en la nueva edición de la revista Circulation, el equipo de investigadores trató al azar a un grupo de ratas con folato o placebo.


Una semana después, les bloquearon las arterias coronarias izquierdas durante 30 minutos. La sangre transporta el oxígeno al músculo cardíaco y una interrupción súbita y grave de ese suministro puede producir un infarto o una alteración del ritmo cardíaco, dos problemas que pueden ser fatales.


El tercer paso fue provocar una reperfusión durante 90 minutos en algunos animales y no en otros. La reperfusión es el restablecimiento del flujo sanguíneo coronario al músculo cardíaco.


Aunque es necesario preservar o restablecer la función cardíaca, ese procedimiento puede causar también una alteración de la función celular del músculo cardíaco llamada lesión por reperfusión.


El equipo dirigido por el doctor David A. Kass, de las Instituciones Médicas de la Johns Hopkins, en Baltimore, halló que las ratas tratadas con folato experimentaron un nivel significativamente menor de alteración funcional cardíaca que los roedores tratados con placebo.


Al momento de la reperfusión, el equipo observó áreas más pequeñas de tejido cardíaco muerto en los animales pretratados con ácido fólico.


Más análisis demostraron que el folato logró esos beneficios porque, en parte, mantuvo en el corazón niveles altos de fosfatos de alta energía ATP y ADP.


«A partir de estos resultados, es prematuro que las personas empiecen a consumir altas dosis (de folato)», declaró Kass.


«Pero si estudios sobre seres humanos demuestran la misma efectividad de la terapia, recién entonces podría indicarse el uso de altas dosis de folato para proteger a los grupos de alto riesgo de tener un infarto o mientras están sufriéndolo», concluyó el autor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *